Law

Proyecto marzo mujer

Description
1. CONMEMORACIÓN DEL DÍA INERNACIONAL DE LA MUJER: EQUIPARACIÓN DE DERECHOS ENTRE HOMBRES Y MUJERES. El derecho al trabajo es un derecho humano que tanto hombres como…
Categories
Published
of 14
67
Categories
Published
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Transcript
  • 1. CONMEMORACIÓN DEL DÍA INERNACIONAL DE LA MUJER: EQUIPARACIÓN DE DERECHOS ENTRE HOMBRES Y MUJERES. El derecho al trabajo es un derecho humano que tanto hombres como mujeres pueden gozar. Las leyes laborales, a su vez, también deben regir por igual para ambos sexos, sin embargo, en la práctica solemos ver que no se cumple. El hecho de que la mujer pueda tener hijos, requiere de consideraciones que actualmente se contemplan en las leyes. Por si fuera poco, los abusos y acosos sexuales laborales también suelen ser un problema para las mujeres, ya que la mayoría no conoce las herramientas necesarias para enfrentarlos. Es importante saber que desde un comentario hasta un contacto físico debe ser denunciado. Te compartimos cuáles son los derechos laborales que toda mujer debe conocer. - ¿debemos comunicar el embarazo? La ley no exige ninguna fecha concreta de aviso. Solo es necesario cuando en el lugar de trabajo existen riesgos para la mamá y el bebé. - ¿qué duración tiene el permiso de maternidad? Según la legislación española la duración es de 16 semanas ininterrumpidas. - ¿cuánto tiempo se puede utilizar el permiso de lactancia? El permiso de lactancia se puede utilizar hasta los 9 meses de vida del bebé. - ¿qué hacer ante un caso de acoso laboral? Ante un acoso laboral es necesario denunciarlo. Para ello se debe contar con testigos y pruebas físicas. - ¿es punible la conducta? En el artículo 184 de nuestro código penal, es considerado delito de acoso sexual: “aquel que solicitare favores de naturaleza sexual, para sí o para un tercero, en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicios, continuada o habitual, y con tal comportamiento provocare a la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante”. Este delito lleva aparejada una pena de prisión de 3 a 5 meses o multa de 6 a 10 meses. IGUALDAD EN EL ÁMBITO JURÍDICO- LABORAL EVOLUCIÓN HISTÓRICA Un 8 de marzo de 1857, un grupo de obreras textiles tomó la decisión de salir a las calles de Nueva York a protestar por las míseras condiciones en las que trabajaban. Distintos movimientos se sucedieron a partir de esa fecha. El 5 de marzo de 1908, nueva york fue escenario de nuevo de una huelga polémica para aquellos tiempos. Un grupo de mujeres reclamaba la igualdad salarial, la disminución de la jornada laboral a 10 horas y un tiempo para poder dar de mamar a sus hijos.
  • 2. Durante esa huelga, fallecieron más de un centenar de mujeres quemadas en una fábrica de sirtwoot cotton, en un incendio que se atribuyó al dueño de la fábrica como respuesta a la huelga. En 1910, durante la segunda conferencia internacional de mujeres trabajadoras celebrada en Copenhague (Dinamarca) más de 100 mujeres aprobaron declarar el 8 de marzo como día internacional de la mujer trabajadora. Actualmente, se celebra como el día internacional de la mujer. La protección del embarazo, la lactancia y la maternidad, han constituido materia específica de las primeras normas laborales ya en los inicios del derecho del trabajo. En el mundo moderno occidental, la incorporación masiva de la mujer al trabajo, debe considerarse como una de las grandes revoluciones sociales de la historia. Ha modificado en gran medida el concepto y contenido tradicional de la institución familiar, con la participación de ambos sexos tanto en la atención y cuidado de la prole, como en el reparto de las tareas domésticas, lo que implica ya de por sí la superación de los roles tradicionales puramente biológicos. UNA VISIÓN RETROSPECTIVA En el siglo XIX ya habían existido normas para reglamentar el trabajo de la mujer. Así la ley Benot, considerada la primera norma específicamente laboral promulgada en España, mencionaba la prohibición de que niños y niñas menores de 10 años pudieran ser admitidos al trabajo en ninguna fábrica, taller, fundición o mina –art. 1–-. Pero al no ser una disposición que regulaba sólo temas femeninos, sino que atañía a mujeres y niños, iba encaminada a legislar casi exclusivamente en favor de los menores, haciendo casi nula referencia a las mujeres adultas. Lo único que encontramos en la normativa anterior a 1900 y que pueda hacer referencia a la mujer mayor de edad es la prohibición de que se empleara en actividades subterráneas, o que trabajara en domingos y festivos siempre que no fuera el arreglo o limpieza del taller o industria. Nada se dice sobre el trabajo de la futura madre. Hay que esperar al gobierno dato para que este tema se plantee en las cortes en 1899 con el correspondiente proyecto, el cual se convirtió, una vez sancionado, en la ley 13 de marzo de 1900, reguladora del trabajo de las mujeres y los niños en los establecimientos industriales y mercantiles. La ley de 1900 supone ya la realización de esta tarea legislativa al dar un mayor desarrollo y concreción a los derechos de la mujer en el período posterior al parto. En efecto, los principales derechos concedidos a la mujer en dicha ley, se especifican en el art. 9, siendo dichos derechos los siguientes: 1. Prohibición de que la mujer trabajara las tres semanas posteriores al alumbramiento. 2. Posibilidad de pedir la baja en el trabajo antes del parto. 3. Reserva del puesto de trabajo a la madre durante su ausencia al trabajo por causa de embarazo y parto. 4. Establecimiento de una hora de permiso retribuido durante la jornada laboral para la lactancia, con la facultad que se le concede a la mujer lactante de dividir la hora concedida en dos períodos de media hora cada uno.
  • 3. La evolución normativa, brindó una protección análoga a la maternidad con respecto a la incapacidad laboral transitoria, de manera que ambas contingencias aparecen reguladas de manera conjunta. Así la ley de seguridad social de 1966 aprobada por decreto 907/1966 de 21 de abril (boe de 22) en su art. 126 considera como situación determinante de ilt los periodos de descanso que procedan en caso de maternidad. La ley general de la seguridad social de 1974, aprobada por decreto 2065/1974, mantiene la regulación anterior y la consideración de la maternidad como situación de ilt (art. 126). Una vez considerada, a grandes rasgos, la evolución normativa de la protección de la maternidad hemos de analizar las disposiciones al respecto contenidas en la constitución de 1978. LA CONSTITUCIÓN DE 1978 La Constitución Española, recoge diferentes preceptos en materia de seguridad social. Entre ellos destaca como núcleo fundamental el art 41, en cuanto dispone que los poderes públicos mantendrán un régimen público de seguridad social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad. Se abre la puerta a las prestaciones no contributivas de la seguridad social, que también se fijan ordinariamente en el supuesto de maternidad. El art. 39 asegura la protección jurídica, económica y social de la familia. En su apdo. 2 menciona expresamente a la protección de las madres. Pero, en cambio el art. 14, establece como derecho fundamental, el derecho a la no discriminación por razón de sexo, que tiene importantes consecuencias en la materia que nos ocupa. Buena prueba de ello es la promulgación de la ley orgánica 3/2007, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, a la que luego nos referiremos. Este derecho goza de la amplia protección del apartado 2 del art. 53, es decir, su vulneración es impugnable directamente ante los tribunales y es susceptible también de tutela a través del recurso de amparo ante el tribunal constitucional. Con un nivel de protección inferior, aunque también destacable (ex art. 53.1), el art. 35 prohíbe en el ámbito específicamente laboral, la discriminación por razón de sexo. EL SISTEMA ACTUAL DE PROTECCIÓN DE LA SEGURIDAD SOCIAL La regulación vigente de la maternidad en la ley general de la seguridad social de 1994, tras los cambios operados y las sucesivas reformas llevadas a cabo, las prestaciones están reguladas en el capítulo iv bis (arts. 133 bis y ss.) Del título ii de la lgss (rdleg. 1/1994 de 20 de junio) y reglamentariamente en el rd 295/2009. Por remisión expresa hay que tener en cuenta también el art.48 del estatuto de los trabajadores en cuanto regula los periodos de suspensión del contrato de trabajo por maternidad. Entre las situaciones protegidas también se incluyen los supuestos de adopción o acogimiento (art. 45 et). La acción protectora comprende las siguientes prestaciones: 1. EL SUBSIDIO CONTRIBUTIVO DE MATERNIDAD Se trata de la prestación más característica en orden a la atención de la situación protegida. Según el art. 133 ter, serán beneficiarios del subsidio los trabajadores por cuenta ajena cualquiera que sea su sexo que disfruten de los descansos previstos en los arts. 48 y demás concordantes del et. Para comprender el alcance y contenido de este subsidio o prestación económica temporal, haremos mención a sus aspectos más importantes:
  • 4. a) Duración. La duración del descanso o suspensión del contrato por maternidad, ex art. 48.4 del et, es de 16 semanas ininterrumpidas (ampliables en caso de parto múltiple). Si ambos progenitores trabajan, y a excepción del periodo puerperal, la madre podrá optar por que el otro progenitor disfrute de una parte determinada e ininterrumpida del periodo de descanso posterior al parto. - Cuantía. La cuantía del subsidio alcanza el 100% de la base reguladora, que es idéntica a la correspondiente a la incapacidad temporal derivada de contingencias comunes. - No existe el pago delegado, sino que el subsidio es abonado directamente por la entidad gestora, y subsiste la obligación de cotizar. D) Disfrute a tiempo parcial. Es posible que, a excepción de las seis semanas posteriores al parto, el descanso se disfrute a tiempo parcial de acuerdo con el empresario. La cuantía se obtiene al reducir la base reguladora en proporción inversa a la reducción efectuada de la jornada laboral. 2. EL SUBSIDIO NO CONTRIBUTIVO DE MATERNIDAD Su cuantía es igual al 100% del Iprem (en 2015 17,75 euros/día), y se dirige a aquellas trabajadoras (mujeres) que no reúnan los periodos de cotización exigidos, y que han quedado expuestos. Su duración ordinaria es de 42 días naturales después del parto. No se trata de una prestación universal para todas las mujeres que puedan dar a luz, sino que está ligada al cumplimiento de los requisitos de afiliación y alta. 3. LAS PRESTACIONES ECONÓMICAS POR RIESGO DURANTE EL EMBARAZO O LA LACTANCIA NATURAL La protección de estas situaciones se otorga cuando el puesto de trabajo desempeñado por la trabajadora embarazada o en periodo de lactancia, contiene tareas o funciones que provocan riesgos ciertos para el buen fin de ambos procesos, sin que sea viable el cambio de dicho puesto de trabajo por otro compatible. Se consideran ambas como contingencias profesionales, cuya prestación corresponde abonar por tanto a las correspondientes mutuas patronales. Se extinguen ordinariamente: en el primer caso por el inicio del descanso maternal, y en el segundo por cumplir el hijo 9 meses de edad, o por la interrupción de la lactancia. 4. LA ASISTENCIA SANITARIA Comprende la necesaria durante el periodo de gestación, parto y puerperio. Son beneficiarias las trabajadoras por cuenta propia o ajena de alta, los pensionistas y demás personas a que se refieren el 100.1 de la lgss de 1974 (vigente en la materia) y las que se detallan en el art. 2 y disposiciones adicionales 3º y ss. Del rd 1192/2012 que regula la condición de asegurado y beneficiario a efectos de asistencia sanitaria en españa. Como cuestión a destacar debe mencionarse que a tenor del art. 3 de la ley 16/2003, tienen derecho a la asistencia durante el embarazo, parto y postparto, las mujeres extranjeras no registradas ni autorizadas como residentes en España. 5. LA PRESTACIÓN POR PATERNIDAD La ley orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de hombres y mujeres, instaura esta nueva prestación, que tiene por finalidad corresponsabilizar al padre en el cuidado del menor. Se trata de suspensión de la relación laboral durante un periodo de tiempo posterior al parto, en favor del otro progenitor, y que también se aplica a los supuestos de adopción o acogimiento. Es además independiente de la posible cesión del subsidio por maternidad compartido y compatible con las prestaciones del mismo.
  • 5. 6. LAS PRESTACIONES EN EL RÉGIMEN ESPECIAL DE TRABAJADORES AUTÓNOMOS Son idénticas a las previstas en el régimen general según el real decreto 295/2009 por el que se regulan las prestaciones económicas del sistema de seguridad social por maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural (arts. 1 y 3), con las particularidades que contiene la norma para el caso de los trabajadores por cuenta propia. LA DEFENSA DE LA MATERNIDAD Y EL EMBARAZO EN LAS NORMAS LABORALES SUSTANTIVAS Las políticas de igualdad de género han dado lugar a la promulgación de una normativa que actúa en defensa de la mujer gestante o en periodos posteriores al parto, de manera que goce de unas garantías y unos niveles de salvaguarda especialmente intensos. Partiendo de las disposiciones de rango constitucional: derecho a la no discriminación por razón de sexo como derecho fundamental (art. 14) o más específicamente la no discriminación en el contrato de trabajo (art. 35), la protección a la familia, la mujer y los hijos (art. 39) o la remoción de los obstáculos que impiden la igualdad de los individuos (art. 9), se han establecido unas normas garantistas de los derechos de la mujer en los supuestos que nos ocupan y de la conciliación también entre la vida personal y familiar. Muchos de estos preceptos han sido introducidos por la ley orgánica 3/2007 de igualdad de hombres y mujeres, aunque también se venían tomando medidas legislativas con anterioridad. En el estatuto de los trabajadores, hemos de destacar los siguientes derechos y garantías de las mujeres en relación con la actividad laboral: – el derecho a la no discriminación por razón de sexo (art. 2.2c) – la protección contra el acoso, como derecho laboral básico (art.2.2e). – la no discriminación en las relaciones laborales (art. 17). El apartado 4 de este precepto incluso dispone que la negociación colectiva podrá establecer medidas de acción positiva o preferenciales para el acceso al empleo de las mujeres. – la igualdad de remuneración por razón de sexo (art. 28). – la reducción de jornada por cuidado de menor (art. 37.5) – la excedencia por cuidado de hijos, tanto para mujeres como para hombres (art. 46.3). – la suspensión del contrato por maternidad, paternidad o adopción (arts. 48 y 48 bis). – la tipificación como falta laboral muy grave del acoso por razón de sexo. – la consideración del despido como nulo, con obligación de readmisión en los siguientes casos (art. 55): A) cuando tenga por móvil alguna de las causas de discriminación prohibidas por la constitución o la ley, o se produzca con violación de derechos fundamentales o libertades públicas. B) el de los trabajadores durante el periodo de suspensión del contrato de trabajo por maternidad, riesgo durante el embarazo o la lactancia natural, paternidad y adopción. C) el de la trabajadora embarazada, desde el inicio del embarazo, hasta la fecha de suspensión del contrato por maternidad o riesgo. D) el de los trabajadores que hayan solicitado o estén disfrutando uno de los permisos previstos en el apdo. 4 del art. 37 (ausencia de una hora o reducción de jornada por
  • 6. lactancia, o por nacimiento de hijos prematuros o que deban permanecer hospitalizados después del parto, y reducción de jornada por cuidado de menores de 12 años) o de la excedencia por cuidado de hijos del art. 46.3. E) el de los trabajadores que se hayan reintegrado al trabajo al finalizar los periodos de suspensión por maternidad, paternidad, adopción o acogimiento, siempre que no hayan transcurrido más de nueve meses desde la fecha de nacimiento, acogimiento o adopción. EVOLUCIÓN JURÍDICA Y REALIDAD SOCIAL A pesar de los cambios sociales que comenzaron a surgir a finales del siglo pasado, y a pesar de la lucha por los derechos de la mujer dirigida por insignes juristas como Concepción Arenal, políticas como Clara Campoamor o escritoras como Emilia Pardo Bazán, en España, las mujeres hemos tenido que esperar mucho. Casi hasta la llegada de la democracia, es cuando hemos podido ver recogidos plenamente nuestros derechos en la Ley. Esta lucha se concreta especialmente en cuatro campos significativos de actuación: el derecho a la educación, los derechos políticos, profesionales y laborales, los derechos dentro de la institución familiar y los derechos en el orden penal. EL DERECHO A LA EDUCACIÓN La preocupación de CONCEPCIÓN ARENAL por la educación de todos los miembros de la sociedad, y en concreto por la de la mujer, es uno de los principales ejes de su pensamiento. Para ella, la idea fundamental en torno a la que gira el cambio social residía en la soberanía personal y creía que la revolución debía empezar en las conciencias. Por ello, es importante la instrucción y la moralización, poniendo énfasis en la educación pues, según ella, “la educación es un medio de perfeccionar moral y socialmente al educando, si procura fortalecer cualidades esenciales, generales siempre, aplicables a cualquiera que sea la condición y circunstancias de la persona que forma y dignifica, y si la mujer tiene deberes que cumplir, derechos que reclamar, benevolencia que ejercer, nos parece que entre su educación y la del hombre no deber haber diferencias”. Se puede decir, que CONCEPCIÓN ARENAL fue una de las primeras y más grandes defensoras de los derechos de la mujer, porque su huella se dejó sentir muy pronto en esa nueva mentalidad surgida a principios de nuestro siglo sobre la igualdad de los sexos y de sus derechos a participar en el desarrollo de la sociedad. Instituciones como la Institución Libre de Enseñanzas o la Institución Teresiana plasman la inquietud intelectual por la educación y la formación personal, cultural y profesional de la mujer. El derecho jurídico de la mujer a participar en todos los niveles de la enseñanza no se reconoció en todos los niveles de enseñanza hasta 1910, con un Real Decreto de 5 de marzo. Por primera vez, la escolarización de las niñas estuvo respaldada por la legislación. Sin embargo, la enseñanza se enfoca más como una preparación para sus futuras responsabilidades familiares, más como un período de espera antes de casase, que como un reconocimiento oficial de sus estudios y de su preparación para ocupar un puesto de responsabilidad en el desarrollo de la sociedad.
  • 7. Al finalizar el s. XIX no llegaban al 10% las mujeres que sabían leer y escribir. Ya entrado el s. XX, niños y niñas comienzan a estar en la escuela, pero las actividades son diferentes en función del sexo. Las familias van comprendiendo la necesidad de la alfabetización de las niñas, pero los colegios son distintos y la enseñanza que se imparte en el nivel primario también es distinta. A las niñas se les prepara para ser buenas esposas, madres y amas de casa y se les enseña sobre todo religión y labores. Los centros de Enseñanza Secundaria, empiezan a ser cada vez más frecuentados por alumnas, en cambio, el profesorado sigue siendo masculino. MARÍA DE MAEZTU, introduce en el Instituto-Escuela la coeducación, dándose los primeros pasos para abrir el mundo del trabajo a la mujer y aparecen estudios para ella en los centros de Formación profesional, en la Facultad de Medicina, se comienzan a reconocer oficialmente los títulos de comadrona, enfermera y puericultora y surgen centros dedicados a la preparación de la mujer en otros campos y actividades. Aumenta el número de alumnas en la Universidad y hacia 1920, Clara Campoamor funda la Asociación de la Juventud Universitaria Femenina. No obstante, si los objetivos de una política educativa por erradicar el analfabetismo habían comenzado a cumplirse, en 1940,
  • We Need Your Support
    Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

    Thanks to everyone for your continued support.

    No, Thanks
    SAVE OUR EARTH

    We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

    More details...

    Sign Now!

    We are very appreciated for your Prompt Action!

    x