Documents

Como Escribir Un Drama(1) - Lajos Egri

Description
CENTRO UNIVERSITARIO DE ESTUDIOS CINEMATOGRAFICOS COMO ESCRIBIR DRAMA LAJOS EGRI MATERIAL DIDACTICO DE USO INTERNO PRESENTACIÓN Ante todo debo decir, con mucha justicia, a Mr. Egri, teniendo en cuenta las reglas que ha contribuido a destruir en Cómo escribir un drama, que su libro es mucho más que un manual sobre dramaturgia. Es difícil catalogar este libro mediante una frase, así como ha de haber sido difícil, en su oportunidad expresar por un momento de palabras lo qurer significó a la Sociolo
Categories
Published
of 61
34
Categories
Published
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Transcript
  CENTRO UNIVERSITARIO DE ESTUDIOS CINEMATOGRAFICOSCOMO ESCRIBIR DRAMALAJOS EGRIMATERIAL DIDACTICO DE USO INTERNO   PRESENTACIÓNAnte todo debo decir, con mucha justicia, a Mr. Egri, teniendo en cuenta las reglas que ha contribuido a destruir enCómo escribir un drama, que su libro es mucho más que un manual sobre dramaturgia.Es difícil catalogar este libro mediante una frase, así como ha de haber sido difícil, en su oportunidad expresar porun momento de palabras lo qurer significó a la Sociología de la Teoría de la condición de holganza , de Veblen, y loque fue a la Literatura Americana la Reflexión sobre las corrientes principales en América de Parrington. Estos libros,además de arrojar luz en los hasta ahora oscuros rincones de sus respectivos campos, iluminan tantos terrenoslinderos, hacen accesibles ventanas sobre tantas otras provincias de la vida, que requieren algún tiempo para su justa evaluación.Siendo dramaturgo de profesión, es natural que me sienta sumamente interesado por lo que Mr. Egri tenga quedecirme, directamente, como profesional. Es tan cierto que el teatro se estudia con reglas como que un jamón seasa con ajos. esto no es más rígido, ni más resueltamente axiomático, que la afirmación que dice que quizásninguno pueda saber si un drama va a ser bueno o no, hasta que ha sido presentado al público. Este esevidentemente un procedimiento demasiado costoso. Lo deja a uno con todo menos con un sentimiento desatisfacción cuando, como ocurre con demasiada frecuencia, el resultado final es malo. No es poco, por lo tanto, loque puedo decir acerca de lo que siento y pienso de un libro de la naturaleza de Cómo escribir un drama. He aquí elprimer libro que he encontrado capacitado para decir por qué un drama es malo mucho antes de que se firmencontratos con actores, a los que habría que pagar elevados sueldos, y comisionado a representantes de todas lasuniones para empezar la interpretación de una representación teatral que costará tanto como una mansión en LongIsland.Nunca he tratado personalmente a Mr. Egri, pero debo imaginar que él se halla tan en su elemento en los dominiosde la ciencia como en los del teatro. Escribe con la consistencia, la autoridad y la facilidad, que me parece, sólopuede proporcionar el conocimiento de más de una profesión. Escribe con una especie de fuerza y de brillanteclaridad que proviene de su seguridad en todos los escondrijos y grietas, todas las montañas y valles de la vidamisma. Se siente que este hombre ha estado, y observado, durante largo tiempo, en muchos lugares. Hacomprendido mucho y aprendido más que la mayoría. Mr. Egri escribe como un hombre muy ilustrado.Lo mejor de muchas cosas que puedo decir de Cómo escribir un drama es que, desde ahora, el término medio delas personas, incluyéndome yo mismo, no tendría excusa para no poseer una articulación clara y distinta. Una vezque usted lea el libro de Mr. Egri sabrá por qué cualquier novela, película cinematográfica, drama o cuento corto eratedioso, o, lo que es más importante, por qué le resultó excitante.Siento que este libro influirá grandemente en el teatro y en el público.Gilbert Miller  ADVERTENCIA AL LECTOREn este libro trataremos dramas sin aplaudir o dejar de lado, por completo, a cada uno de ellos. Cuandotranscribamos pasajes para ilustrar un punto, no aprobaremos, necesariamente, todo el drama.El lector hallará al final de este libro algunas sinopsis de dramas, analizados de acuerdo a la dialéctica. Esperamosque éstas acrecentarán la comprensión del lector de novelas y cuentos cortos en general, y de dramas y películas enparticular.Este libro fue escrito no sólo para escritores y dramaturgos, sino para el público en general. Si el público lectorentiende el mecanismo de escribir, si ese público llega a conocer las penalidades, los tremendos esfuerzos queinvolucra cualquiera y todo trabajo literario, hasta la apreciación más espontánea de ellos.Hemos basado nuestra teoría en el Carácter, eternamente cambiante, el que siempre reacciona, casi violentamente,a los estímulos internos y externos, constantemente variables.¿ Cuál es el modo de ser fundamentalmente de un ser humano, cualquier ser humano -acaso usted- que estáleyendo estas líneas? Esta pregunta debe ser contestada antes que podamos ponernos a tratar Punto de Ataque, Instrumentación , y el resto. Debemos conocer más acerca de la biología del sujeto que veremos más adelante enmovimiento.Es por esto que comenzamos con el análisis de la Premisa, Carácter y Conflicto. Queremos dar al lector un indiciode ese poder que conducirá a un carácter a muy grandes alturas o a su destrucción.Un arquitecto que no conoce el material con el que está obligado a trabajar, provocará un desastre. En nuestro caso,los materiales son Premisa, carácter y Conflicto. Antes de conocerlos a todos en sus detalles mas minuciosos, esinutil hablar de Cómo escribir un drama. Esperamos que estos capítulos preliminares sean de utilidad al lector.PREFACIOEn este libro nos proponemos mostrar un nuevo camino para escribir en general y para escribir dramas en particular.Este acceso se basa en las leyes naturales de la dialéctica.Grandes dramas, escritos por autores inmortales, han llegado a nosotros a través de los años. Con todo, también losgenios, a menudo, escribieron muy malos dramas.¿ Por qué? Porque ellos escribieron sobre la base del instinto, más que sobre la del exacto conocimiento. El instintopuede conducir a un hombre una vez o varias veces a crear una obra maestra, pero de la misma manera puedellevarlo a crear mediocridades.Grandes autoridades han catalogado las leyes que rigen la ciencia de como escribir dramas. Aristóteles, el primero eindudablemente el de mayor influencia en el drama, dijo hace 2500 años: Lo más importante de todo es la escriturade lozs incidentes, no del hombre, sino de acción y vida.Aristóteles niega la importancia del carácter, y su influencia persiste aún hoy. Otros han declarado que el carácter esel factor primordial en cualquier tip0o de escrito.lope de Vega, el gran dramaturgo español del siglo XVI, daba este plan general: En el primer acto se debe exponerel caso. En el segundo hay que entrelazar los acontecimientos, de tal modo que hasta la mitad del tercer actodifícilmente se pueda adivinar el final el desenlace. Siempre artificio expectativo, y de aquí puede resultar que elentendimiento llegue a suponer algo enteramente distinto a lo que, en realidad, ocurrirá al final.El crítico y dramaturgo alemán Lessing escribió: La observación más estricta de las reglas no puede pesar más queel más pequeño defecto de su caracter.El dramaturgo francés Corneille escribió: Es cierto que hay leyes del drama, ya que es un arte, pero no es cierto queestas leyes existan.  Y así siguiendo, todos se contradicen unos a otros. Algunos llegan hasta sostener que no existen reglas de ningunaclase. Esta es la opinión más extraña de todas. nosoptros sabemos que hay reglas para comer, caminar y respirar;sabemos que hay reglas para la pintura, música, danza, vuelo y construcción de puentes; sabemos que hay reglaspara cada maniofestación de la vida y de la naturaleza-¿Por qué, entonces, la escritura será la única excepción?-Evidentemente, no lo es.Algunos escritores que han intentado catalogar reglas nos han dicho que un drama se compone de diferentespartes: tema, trama, incidentes, conflicto, complicaciones, escena obligatoria, atmósfera, diálogo y culminación. Sehan escrito libros sobre cada una de estas partes, explicándolas y anali8zándolas para los estudiantes.Estos autores han tratado de exponer su materia honestamente.Han estudiado el trabajo de otros en el mismo terreno. Han escrito dramas y aprendido por propia experiencia. Peronunca se ha satisfecho al lector. algunas cosas eran un tanto confusas. el estudiante aún no lograba comprender larelación entre complicación, tensión, conflicto y disposición de ánimo, o qué conexión existía entre cualquiera deestos tópicos, o varios de ellos vinculados entre sí para la composición de un drama, con el buen drama quedeseaba escribir. El sabía que se entendía por tema , pero cuando trataba de aplicar esrte conocimiento estabaperdido. Después de todo. Guillermo Archer dijo que era innecesario. Percival Wilde dijo que era necesario alprincipio pero que debía ser enterrado tan profundamente que ninguno pudiera descubrirlo. ¿Cuál de estasafirmaciones es verdad?Consideremos la llamada escena obligatoria. algunas autoridades decían que era vital; otras, que no era tal cosa. ¿Ypor qué será vital?- en el caso de serlo- o ¿Por qué no lo era?-en el caso de no serlo-. Cada autor de libro de textoexplicaba su propia teoría, pero ninguno de ellos la relacionaba al todo de una manera tal que pudiera ayudar alestudiante. La fuerza unificante estaba ausente.Nosotros creemos que la escena obligatoria, tensión, atmósfera y lo demás, son superfluas. Ellas son el efecto dealgunas cosas mucho más importantes. Es inútil decir a un dramaturgo que necesita una escena obligatoria, o quesu drama carece de tensión o complicación, a menos que se le pueda decir cómo lograr estas cosas. Y unadefinición no es la respuesta.En cuanto a eso, debe haber algo que genere tensión, algo capaz de crear complicación, sin ningún esfuerzoconsciente por parte del dramaturgo para conseguirlo. Debe existir una fuerza que unirá todas las partes, una fuerzamediante la cual ellas se desarrollarán tan naturalmente como crecen las piernas fuera del cuerpo. Nosotros creenossaber cual es esa fuerza: el carácter humano, en todas sus infinitas ramificaciones y contradicciones lógicas.Ni por un momento creemos que este libro ha dicho la última palabra sobre dramaturgia. Por el contrario. Abriendobrecha en un nuevo camino, se cometen muchos errores y a veces se corre el riesgo de haberse inarticulado.Aquellos que vengan detrás nuestro ahondarán más profundamente y conducirán esta manera lógica de escribir auna forma más cristalina de lo que nosotros esperamos hacer. Este libro para usar un camino lógico , se halla asímismo sujeto a las leyes lógicas. La teoría desarrollada aquí es una tesis. Su contradicción será la antítesis . De lasdos se formará una síntesis, uniendo la tesis y antítesis. Este es el camino hacia la verdad.  IPREMISA Un hombre, sentado en su taller, trabaja con una invención de ruedas y resortes. Usted le pregunta ¿Qué es? ¿Quése propone hacer? El lo mira con expresión perpleja y murmura: Realmente, no lo se .Otro hombre recorre apresuradamente, con la respiración jadeante. Usted le intercepta el paso y le pregunta ¿Adónde va? El dice en forma entrecortada: ¿Cómo sabré a dónde voy? Marcho por mi camino .Su reacción-- y la nuestra, y la de todo el mundo-- es que esos dos hombres están un poco locos. Cada invencióndebe tener un propósito, cada carrera un destino.Con todo, aburdo como parece, esta simple necesidad no se ha hecho sentir en lo absoluto en el teatro. Resmas depapel soportan millas de escritura-- todo ello sin ningún rasgo característico. Hay mucha actividad febril, mucho queinventar y andar, pero ninguno parece saber a dónde quiere ir.Todo tiene un propósito, o premisa. Cada segundo de nuestra vida tiene su propia premisa, ya sea que seamos o noconscientes de ello. Esa premisa puede ser tan sdimple como respirar o tan compleja como una decisión emocionalvital, pero siempre existe.No podemos lograr la demostración de cada menuda premisa, pero eso de ninguna manera altera el hecho que nospropusimos probar. Nuestro intento de cruzar la habitación puede ser impedido por escabel inadvertido, pero nuestra`premisa existe a pesar de eso.La premisa de cada segundo contribuye a la formación de la premisa del minuto, del cual es parte, lo mismo quecada minuto da su poquito de vida a la hora, y la hora al día. Y así, al final, hay una premisa para la vida entera.El diccionario internacional Webster, dice: Premisa: una propocición anteriormente supuesta o demostrada; Una base o argumento. Una proposiciónestablecida o supuesta como guía para llegar a una conclusión .Otros, especialmente hombres de teatro, han empleado diferentes palabras para designar la m8isma cosa: twema,tesis, idea raiz, idea central, meta, designio, fuerza de conducción, asunto, propósito, plan, trama y emociónfundamental.Para nuestro propio uso eligiremos la palabra Premisa, porque contienen todos los elementos que las otras palabrastratan de expresar y porque se halla menos sujeta a mala interpretación.Ferdinand Brunetiere exige una meta en el dram,a a comenzarse. esta es la Premisa.John Howard Lawson: La idea raiz es el comienzo del proceso .El quier decir Premisa.El profesor Branden Matthews: Un drama necesita tener un tema . Debe ser la Premisa.El profesor George Pearce Baker, citando a Dumas, hijo: Cómo puede usted decir qué camino toma si no sabe adónde va? La premisa le mostrará a usted el camino.Todos ellos quieren decir la misma cosa: usted debe tener una Premisa para su drama.Examinemos unos pocos dramas y veamos si tienen Premisas.Romeo y Julieta de SHAKESPEARE
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x